Cáncer y azúcar. ¡Cuidado con los malos maridajes!

azucares-y-cancer
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Cuando te diagnostican cáncer, la prioridad para muchas personas va a ser consolarte, mimarte, impedir que pierdas el ánimo y el peso.

En nuestra mente, el consuelo y el mimo se relacionan estrechamente con el azúcar o el dulce. El dulce genera endorfinas que nos tranquilizan.

Pero a los tumores también les gusta el dulce.

De hecho, la aparición de tumores se genera en parte por hiperglicemia. Es un proceso extremadamente complejo, que no se resume a demasiado azúcar en el café = cáncer sino un proceso largo y silencioso durante muchos años. Pero cuando se declara el cáncer, hay que adoptar nuevos hábitos y controlar la ingesta de azucares o carbohidratos.

Reducir los carbohidratos, eliminar los azucares es una tarea ardua.

Nuestra alimentación es una alimentación basada en los azúcares o glúcidos. Las conservas, el salmón ahumado, los panes, todo lleva una forma de azúcar o es carbohidratos o glúcidos, nombres científicos de los azúcares.

La eliminación o reducción de los carbohidratos es primordial en la terapia nutricional que acompaña el tratamiento oncológico: por una parte, alivia el trabajo del hígado, cuya carga se ve aumentada por el propio tumor y su tratamiento y relaja también al páncreas, productor de la insulina, la hormona encargada de limitar el nivel de azúcar a disposición de las células.

Recientes trabajos han demostrado la relación entre la insulina y los procesos tumorales. La terapia nutricional será orientada pues en restablecer el equilibrio perdido.

Mi trabajo consistiré en analizar contigo el consumo que tienes de glúcidos (otro nombre de los azucares) y ayudarte a cambiar tu dieta de forma llevadera.

Antes de iniciar tu tratamiento, te propongo un programa para ayudarte a enfrentarte con tu tratamiento y apoyar a tu cuerpo en su proceso de curación.

No lo dudes, tu terapia nutricional es la segunda clave, después de tu tratamiento oncológico, para tu recuperación.

Si este contenido te interesa puedes unirte a mi newsletter para que te envíe más artículos.

Comparte este post

Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *