prevenir la diabetes

La diabetes y el coach nutricional

La diabetes es una enfermedad del azúcar y quien la tiene lo sabe. Hay dos tipos aunque algunos autores hablan de un tercer tipo, pero en este artículo, contemplaremos solo la diabetes de tipo dos.

Se suele tratar con medicamentos para controlar el nivel de azúcar en sangre. Hay otra manera de gestionar el problema: quitarse la diabetes de encima.

El Coach nutricional tiene por misión el acompañamiento por un nutricionista que guía la o el diabético en su proceso de recuperación.

¿Qué es la diabetes de tipo dos?

La diabetes de tipo dos es una enfermedad degenerativa, producida por varios factores, dentro de los cuales una es la alimentación inadecuada, el estrés emocional crónico, y la falta de ejercicio.

Las células del cuerpo se han saturado de glucosa, esta glucosa sobra y termina circulando libremente en el torrente sanguíneo.

La diabetes en la sangre
Torrente de sangre que circula por los órganos del sistema circulatorio

Cuando el nivel de glucosa basal, es decir la glucosa que tenemos en la sangre nada más despertar, es más alto que 100 mg/dl, ya hay lo que se reconoce como resistencia insulínica.

Y eso, en sí, debe llamar la atención.

No es diabetes, pero es un indicador de que nuestro organismo no consigue controlar o gestionar correctamente la glucosa.

¿Cómo se puede reconocer la diabetes de tipo dos?

La diabetes de tipo dos se suele despistar a través de una analítica donde se medirá la HbA1c, esto es el nombre poético de la hemoglobina glicosilada. Si esta proteína está presente en la sangre en cantidad superior a 6,5%, se considera diabetes.

Pero hay elementos en tu vida cotidiana que te pueden ayudar a reconocerla, aunque tendrás que confirmar tus sospechas con analíticas. Por ejemplo, si tienes mucha sed, si orinas mucho y si tu orina huele “dulce”.

Si tienes un glucómetro, puedes medirte la glucosa basal (justo al levantarte). Si estás por encima de 126 mg/dl, mas de dos días seguidos, es muy probable que tengas una pre-diabetes o una diabetes. Por lo tanto es la hora de consultar y confirmar tu diagnóstico.

Y si lo tienes, ¿Qué hacemos?

Tu médico te recetará metformina o equivalente para ayudarte a controlar la glucosa en tu sangre. Es importante que la tasa de glucosa sea siempre constante (a la baja, pero no demasiado).

Pero tú también puedes tomar cartas en el asunto.

Bascula con manzana y pastelito
Siempre podemos elegir, entre nutrirse y llenarse

¿Qué puedes hacer tú?

Lo primero, consulta un profesional de la nutrición. Si quieres recuperar tu salud, es imprescindible que acudas a una persona que te guíe, pues no consiste simplemente en quitarte la magdalena del desayuno, o peor aún,

¡comprarlas con edulcorantes!

¿Cómo acompaño yo a mis pacientes diabéticos?

En la primera consulta, vemos la analítica de la prueba de hemoglobina glicosilada (Hba1c) que confirma la diabetes, y las demás variables como colesterol, triglicéridos, etc.

A partir de lo que me cuenta cada paciente, elaboramos juntos – y eso es importante, porque integramos los límites de cada uno – un primer programa de ataque.

El seguimiento es muy importante, tanto a nivel fisiológico como psicológico.

Por eso, yo ofrezco una relación por WhatsApp donde mis pacientes pueden comentarme sus dudas en el momento en que se les ocurren. Y yo puedo contestarles con rapidez.

Tener diabetes no significa tenerla para toda la vida. Puede revertirse. Siempre que se quiera….

Ayúdate, consulta. Y vive la vida que tú quieres.